Las Jordan o la vida

Durante la década de los 80 todas las marcas veían el deporte como un gran filón para potenciar su negocio, en el que ninguna era capaz de destacar. En esta época Nike buscaba desesperadamente una oportunidad para relanzar su marca y sanear sus cuentas, poniendo su foco en una floreciente NBA. Como no se podían permitir asociar su imagen a las grandes estrellas del momento, sus directivos decidieron apostar todo a una jovencísima promesa de la Universidad de North Carolina que aún no era profesional, Michael Jordan.

Michael luciendo las Air Jordan I “Baned”

Fuente: Hip Hop Wired

Aunque su representante consiguió que Nike lo tratara como a una auténtica estrella, recibiendo incluso un porcentaje sobre la venta de cada par de zapatillas, Jordan quería asociarse con Adidas, su marca favorita y eterno rival de la compañía. Finalmente, el jugador decidió aliarse con la firma creando su propia línea de ropa y deportivas.

A pesar de que las primeras zapatillas que le presentaron dejaron a Michael horrorizado, llegó a decir que eran los colores del diablo y terminó con un baneo por parte de la NBA, la campaña de las zapatillas Air Jordan I “Baned” hizo que volaran de las estanterías y se convirtieran en un icono para los jóvenes de la época.

Fuente: Sports Illustrated

Esta ansia por conseguir las zapatillas más célebres de EEUU trajo consigo un aumento de la delincuencia.  Los jóvenes con menores recursos comenzaron a realizar robos tan violentos, llegando incluso al asesinato, con tal de hacerse con las deportivas.

El fanatismo que existe alrededor de las Air Jordan aún se mantiene, llegando a vivirse situaciones como las que retrataba Sports Illustrated en 1990. En 2011 una reedición de las Air Jordan que lució el jugador en 1996 causó revueltas entre la multitud que trataba de hacerse con unas.

¿Qué crees que impulsa a las personas a codiciar estas deportivas? ¿Posees alguna prenda del característico “Jumpman”? Cuéntanos que opinas de que este tipo de colaboraciones llegan a ser tan potentes como para causar asesinatos

 

 

Deja una respuesta