Moda sostenible I

Desde hace décadas el cambio climático es un tema que preocupa a la sociedad. En la actualidad sus efectos son más que evidentes, es por ello que muchas personas, organizaciones y marcas han decidido dar el paso y comenzar a producir y consumir de una forma respetuosa con la naturaleza.
Arrastrados por las ideas de la sociedad consumista, hoy en día la moda se puede considerar perecedera, se produce y se desecha en un suspiro, de ahí que se la conozca como fast fashion. En contraposición a esos ideales, surge el slow fashion, moda lenta o moda basada en valores. Los ideales de esta nueva visión se fundamentan en frenar el consumo desmedido que hacemos de ropa, donde más de 900.000 toneladas de residuos textiles acaban todos los años en los vertederos de nuestro país, creando una economía circular para el textil. A partir de esta nueva forma de ver la moda, han surgido multitud de movimientos que tienen como fin usar la ropa pero no tirarla, dando lugar a propuestas capaces de adaptarse a cualquier tipo de personalidad.

Fuente: xlsemanal.com

El primer movimiento del que vamos a hablar es el fashion sharing, ideal para todos los inquietos que se cansan rápido de las prendas y necesitan renovar constantemente su armario. Esta idea se basa en el alquiler que, aunque lleva años siendo una opción en el mercado, se encontraba limitada a ropa de ceremonia o disfraces. Actualmente, existen empresas que facilitan el intercambio de ropa entre usuarios. Una opción interesante consiste en recibir una caja mensual con 3, 4 o 5 prendas que puedes utilizar todo un mes y al final del mismo decides si quieres comprar, devolver o reusar otro mes más.

Si por el contrario eres de esas personas, que a pesar de tener el armario hasta arriba nunca encuentra que ponerse, la opción de crear un armario capsula puede ser tu mejor baza. Esto consiste en establecer un armario solo con prendas imprescindibles y básicas, que posteriormente puedes complementar con accesorios o alguna prenda más a la moda. Se trata de reducir tu armario a su mínima expresión, dejando solo aquello que realmente utilizas y que puedes combinar de manera sencilla con todo lo que ya posees. Si te interesa esta opción existen multitud de guías en internet que te pueden servir de inspiración.

¿Conocías estás tendencias de moda sostenible? Si te ha gustado el post sigue atento, porque el mes que viene volvemos con más.

Deja una respuesta