¿Podemos lavar nuestros zapatos en la lavadora?

Después de usar nuestros zapatos unas cuantas veces es normal que se ensucien y para conseguir que sigan como el primer día es necesario tenerlos limpios, aunque parezca un trabajo fácil, la verdad es que puede no serlo, ya que de la manera en que los lavemos dependerá su aspecto y durabilidad, es por ello que es importante tratarlos con cuidado para que se vean como nuevos cada vez que se laven.

Probablemente creas que la única opción para mantener tus zapatos es lavarlos a mano porque tienes mayor control del lavado y de los productos, sin embargo para que queden completamente limpios la lavadora es una buena opción, aunque siempre con cuidado. Y lo primero que nos viene a la mente es ¿cómo puede ser la mejor opción si no tenemos control sobre el lavado y con el tambor se pueden estropear? Pero la verdad es que existen maneras de lavar los zapatos en la lavadora sin dañarlos. Por ello te damos algunos tips a tener en cuenta, para que el lavado en la lavadora sea todo un éxito:

1.Revisa la etiqueta del calzado donde el fabricante aconseja o no que los lavemos en la lavadora, en caso de la respuesta sea no, será mejor que ni lo intentes.

2. Según el material en el que estén hechos puedes determinar si debes arriesgarte o no, por ejemplo los zapatos de cuero o de ante, quedan totalmente prohibidos para en lavadora, ya que se dañan muy fácilmente.

 

3. Si existen manchas será necesario tratar de quitarlas con un cepillado a mano antes de meter nuestros zapatos en la lavadora.

4. Para que la limpieza sea más efectiva quita los cordones (si los tiene), las plantillas interiores o cualquier otro accesorio que sea extraíble y lávalos a mano.

 

5. No los metas directamente en la lavadora, busca una bolsa de tela que sea especial para ropa delicada o si necesitas lavarlos urgentemente y no tienes una a mano puedes usar una funda de almohada, cerciorate de que su tela no destiña, es decir que sea en color blanco preferiblemente.

 

6. Al meter los zapatos es necesario colocar otras prendas como toallas para equilibrar la carga, no afectar el centrifugado de la lavadora y lo primordial harán que no se golpeen los zapatos, evitando que se dañen.

 

7.La temperatura del agua es sumamente importante y no debe ser alta por lo que se recomienda agua fría no mayor a 30°.

 

8. El detergente a usar puede ser variado, sin embargo trata de elegir aquellos que quiten las manchas en color para eliminar cualquier rastro en ellos y que sea desinfectante para eliminar las bacterias que acumulan los zapatos. Preferiblemente intenta que el detergente sea líquido.

 

9. Usa una velocidad lenta para evitar que se dañen en los giros rápidos.

 

10. El secado es el paso más importante porque de esto depende que se conserve el zapato, por lo que puedes meter papel periódico o de cocina dentro de cada calzado para quitar la mayor cantidad de agua posible. Colócalos al aire libre o usa el secador de pelo, cualquiera de estas opciones valdría para que nuestro calzado quede completamente seco, ya que de lo contrario cojera malos olores. Recuerda no poner nunca la fuente de calor muy cerca del zapato, ya que esto también podría dañarlos. Considerar o no, secar nuestros zapatos en la secadora, ya que pueden dañar nuestro calzado.

Empieza a disfrutar de tus zapatos limpios con estos consejos, pero recuerda que si tienes algo de tiempo, lavarlos a mano nunca está de más. Y tú ¿qué otros trucos tienes para lavar tus zapatos?

Deja un comentario