Afecciones de los pies I

mujer con dolor de pies

Pasar muchas horas de pie al día es una de los motivos más frecuentes para sentir dolor, aunque esto puede deberse a múltiples factores. Si sientes dolor de pies de manera regular, es posible que sufras algún tipo de condición causante de ese malestar.

El dolor en los pies puede ser causado por contracturas musculares, que obliguen al cuerpo a adaptar la pisada de forma inconsciente, o por cualquier otro tipo de lesión o estado que fuerce los músculos y ligamentos de la zona.

A continuación explicaremos las dolencias más frecuentes:

Fascitis plantar: Es la dolencia más común en gente joven, sobre todo deportistas, o a partir de los 45 años en personas que no practican deporte con asiduidad.

 

La fascitis plantar consiste en la inflamación de la fascia, un tejido que se encuentra en la parte posterior del pie, que provoca dolor constante en el talón. Esta estructura es la encargada de mantener el arco plantar a la vez que absorbe los impactos contra el suelo al caminar.

El síntoma principal es notar dolor en la parte del talón, sobre todo por las mañanas, que puede ir acompañado de una leve hinchazón y enrojecimiento de la zona.

Lo ideal para prevenir este tipo de dolencia es acudir a un podólogo y que este realice un estudio de la pisada, de manera que se diseñen unas plantillas personalizadas que liberen la fascia  resolviendo el problema.

fascitis plantarMetatarsalgia: Si eres amante de los tacones altos presta atención a esta parte. La metatarsalgia consiste en una pérdida de volumen en la zona que recubre los huesos metatarsales, la zona situada entre el final de los dedos y el comienzo del arco del  pie, por lo que el impacto contra el suelo es más fuerte y doloroso.

Esta dolencia es más habitual en mujeres que usen de forma habitual zapatos de tacón alto, debido a que el peso del cuerpo se transfiere a la parte delantera del pie sobrecargando los dedos y provocando dolor en la parte anterior  a los dedos.

Los síntomas más habituales son dolor intenso y continuo en la molleta del pie que mejora con el reposo, el dolor suele ir acompañado de hormigueo o entumecimiento del pie.

Ante cualquier tipo de sintomatología es aconsejable acudir a un especialista que identifique y trate el origen de los síntomas, aunque en este caso el tratamiento más eficaz es el uso de un calzado adecuado, plantillas y acudir a un fisioterapeuta.

metatarsalgia

¡Sigue atento al blog para conocer otros tipos de dolencias!

 

Deja un comentario