Zapatos perfectos según la forma de tu pie

Los zapatos son la debilidad de toda mujer, y es algo muy lógico, son tan bonitos!!

Sin embargo a la hora de elegir el calzado que debemos comprar, debemos de tener en cuenta otros muchos factores, si queremos estar cómodas y evitar daños en nuestros pies. En este caso vamos a enseñarte como elegir tu calzado dependiendo de la forma de tu pie.

 

Como las otras parte del cuerpo, existen diferentes formas, y los pies no son menos, por lo que también tienen esta característica.

Es por ello que los podremos dividir según la forma de los dedos, donde primeramente tenemos el pie egipcio, que presenta el primer dedo más largo que el resto de dedos, y los demás van en forma decreciente. Este tipo de pie es, estadísticamente, la gran mayoría de los pies, es por ello que la gran mayoría de zapatos están diseñados según esta característica del pie, ya que es el más común, sin embargo, dada la forma del pie, es ideal que prefieras todo aquel que tenga horma ancha y punta redonda, evitando puntas extremadamente afiladas.

También podemos encontrar el pie cuadrado o romano, con la particularidad de que el segundo y tercer dedo tienen la misma longitud del primer dedo, dando un aspecto cuadrado. Para este tipo de pie, es difícil conseguir zapatos, por ello es recomendable usar calzado ancho para evitar dolores y molestias por la presión de los zapatos ajustados.

Otro ejemplo es el pie griego, identificado porque el segundo dedo es más largo que los demás. Para este tipo de pie, utilizaremos calzado alargado, como los zapatos de punta, evitando que el dedo más largo se doble y produzca daños o molestias. Si usamos un zapato común, podremos tener dolores e incluso causar deformaciones en el pie.

Existe otra manera de conocer la forma de tu pie y es por medio de la horma y, ¿Qué es la horma? Es la plantilla del calzado que contiene el perfil de tu pie. En el caso de las mujeres, que tienen la horma amplia, y que es característica del pie ancho, es ideal tener deportivas, botas o zapatos anchos, además de sandalias de tacón ancho para verano.

Por otro lado, tenemos las de horma regular, no es muy ancha ni muy delgada, lo que te permite tener total libertad para escoger el modelo que desees, y por último, la horma corta, aquella para el pie reducido, estilizado y pequeño, considerándose el pie perfecto, pero que en realidad es poco común. En este caso puedes usar zapatos altos o sandalias de tacón.

Con tantos aspectos a tener en cuenta, destacamos que lo importante es conocer y aceptar a la perfección la anatomía de tu pie, lo que te permite escoger el calzado adecuado, sin limitaciones. Para cada uno de los tipos de pies mencionados, tanto si sin alargados, como anchos, estrechos o pequeños, existen variedad de modelos, así que no te preocupes y sigue enamorándote de cada zapato.

Un comentario de “Zapatos perfectos según la forma de tu pie

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: